martes, 6 de septiembre de 2011

"Three weeks in Athena" Cap 17






– ¿A qué te refieres?
El terror se fue apoderando de ella conforme su mente profesional recordaba haber firmado una cláusula de confidencialidad en su contrato de trabajo.
–Para empezar, estás obligada a avisarme con al menos cuatro semanas de antelación. Y si te marchas antes de que la fusión se haya completado, irás a juicio. Así de simple.
«Y así de devastador», pensó Miley horrorizada.
Él se sentó de nuevo en su sillón.
–Salimos hacia Atenas dentro de una semana. Sabes demasiado, has estado presente en todas las conversaciones de más alto secreto. Y aparte de eso, si te marchas ahora, me dejarías sin asistente para la fusión más importante en muchos años entre dos empresas griegas. Eso no pienso permitirlo. Si para ello tengo que amenazarte con emprender acciones legales, lo haré. No dudaré en hacer uso de todo mi poder.
Se echó hacia delante, más intimidante que nunca.
– Miley, creo que no necesito decirte que tu carrera se vería claramente afectada si insistes en marcharte. Podrías pasar años con problemas financieros.
Miley no sabía cómo se mantenía en pie. Ella sabía todo aquello. Había leído la letra pequeña del contrato y en su momento saber que Jonas no podría deshacerse de ella a la primera de cambio le había dado un sentimiento de seguridad y la confianza para pedir un crédito al banco y meter a su madre en aquella residencia al menos durante un año. Había sabido que, siempre que pudiera realizar los pagos, todo estaría asegurado a corto y, afortunadamente, también a largo plazo.
Pero si salía de aquella habitación, podía despedirse de todo aquello.
–Lo harías... –afirmó ella.
–Sin duda –aseguró él sombrío–. Esta fusión y esta empresa son lo más importante para mí.
« ¿Y entonces yo qué soy, tan sólo un juguete porque te has aburrido de tus habituales aduladoras?», se preguntó Miley molesta.
Él se puso en pie de nuevo y se le acercó, pero ella estaba demasiado conmocionada para moverse. Deseó no tener responsabilidades y simplemente desaparecer. Pero sí que las tenía.
Él se detuvo a cierta distancia y la miró. En aquel momento, para ella sólo existía aquella habitación, aquel hombre y aquellos ojos. Y aquella voz.
– Miley, no quiero ser cruel y no me agrada la idea de emprender acciones contra ti. Deseo que se produzca la fusión y haré lo que sea necesario para que suceda. Pero también te deseo a ti y haré todo lo posible para que eso también suceda.
Miley sacudió la cabeza como entumecida, peleona todavía. La mirada de Nick chispeó peligrosamente. Ella había creído que alguien como él se daría por vencido al encontrarse con una obstinada resistencia, aunque estaba comprobando que no era así. Seguro que a él nunca se le había resistido ninguna mujer.
–Has dejado muy claro que no puedo marcharme –señaló.
Su conciencia se burlaba de ella. Debería haber reparado en todo aquello durante el fin de semana, pero tenía la cabeza tan saturada que lo único en lo que había podido pensar era en apartarse de él. En aquel momento se dio cuenta de que, de haberlo pensado, podría haberle mantenido a raya hasta que se completara la fusión y luego presentar su dimisión, en lugar de aquella escena tan poco propia de ella.
–Me quedaré para la fusión y luego presentaré mi renuncia.
Ya se preocuparía por su madre cuando llegara ese momento. Odiaba no ser lo suficientemente fuerte para intentar quedarse y resistir a aquel hombre indefinidamente.
Nick la miró durante un largo y ardiente momento, haciéndole estremecerse. La sujetó por la barbilla y una alarma y un calor instantáneo la paralizaron.
–Di lo que quieras, Miley, si eso te hace sentir mejor, pero tú y yo vamos a ser amantes. Es inevitable. Hay algo primitivo y poderoso entre nosotros y no tengo intención de dejarte marchar, ni como secretaria ni como amante.
Miley tragó saliva. Si se rindiera a aquel hombre, no le cabía duda de que sería él quien la despidiera sin respetar las cuatro semanas de preaviso. Esa idea le hacía sentirse más vulnerable que la perspectiva de la batalla anunciada. De una cosa estaba segura: resistiría a aquella seducción con toda su alma. Y dado que se enorgullecía de ser frígida, ¿por qué de pronto ardía por dentro?

Una semana después

Miley se sentó frente a Nick en el jet privado camino de Atenas. Casi creía que se había imaginado lo que había sucedido en el despacho la semana anterior, cuando él había afirmado tajantemente que estaba decidido a acostarse con ella.
Desde aquel día, Nick había estado absorbido con las preparaciones para la fusión. Trabajaban hasta tarde cada noche y ella llegaba a la oficina a primera hora de la mañana. Nunca se había sentido tan agotada y al mismo tiempo tan contenta. A pesar de la inquietud por lo que ocurría bajo la superficie, profesionalmente hablando ella nunca había trabajado a un ritmo tan frenético ni le había sido conferida tanta responsabilidad. La sensación de competir contra Nick y mantenerse a su ritmo era lo único trepidante.
Afortunadamente, en toda la semana no había tenido tiempo para nada más que caer en la cama tras haber comido algo y levantarse al día siguiente.
Había hecho una visita a su madre antes de que el chófer de Nick la recogiera el domingo por la tarde. Había resultado agridulce porque Leticia había tenido uno de sus escasos momentos de lucidez y la había reconocido nada más verla entrar en su habitación de la residencia. Miley había procurado que la emoción no la abrumara. Y al cabo de diez minutos de lucidez, la inevitable decaída se había producido hasta que su madre ya no la reconocía.
A Miley le partía el corazón saber que no tenía sentido intentar explicarle que estaría fuera del país unas semanas. Al menos estaba agradecida por los cuidados de primer nivel que podía pagarle. En aquel momento, su intención de dimitir le pareció de lo más infantil e impetuosa. Pero ¿cómo iba a seguir trabajando para Nick una vez que la fusión se hubiera realizado?
– Miley.
Desvió la mirada de la ventanilla. Él debía de haberla llamado un par de veces, dado el tono de impaciencia. Estaba mirándola severamente y en aquel momento ella se dio cuenta de que entre ellos sólo había una pequeña mesa. Sintió que él flexionaba una pierna y rozaba las suyas. Se quedó inmóvil, con el deseo invadiéndola de nuevo y burlándose de ella por haber creído que había desaparecido bajo una montaña de trabajo.
–Lo siento. Estaba pensando en algo.
– ¿Algo más interesante que yo o que esta fusión? –Cuestionó él enarcando una ceja–. No lo creo.
Miley se quedó sin habla. No sabía cómo comportarse con él cuando flirteaba así, aunque con filo de acero. No lograba imaginárselo relajado y sonriente. Era un hombre demasiado intenso.
Forzó una sonrisa, decidida a que él no supiera el efecto que le causaba.
–Claro que no. ¿Cómo iba a hacerlo?
En aquel momento llegó la azafata para servirles la comida. Miley despejó la mesa y sus manos se rozaron con las de Nick. Se apartó bruscamente aunque intentó disimular su reacción. Parecía que su tregua por trabajo había terminado. La tensión sexual entre los dos era palpable.
Miley observó su comida, una ensalada griega de aspecto delicioso y crujiente pan recién hecho.
– ¿Quieres vino?
Negó con la cabeza. Vino en un avión junto a aquel hombre era una receta para el desastre.
–Prefiero agua, gracias.
Comieron en agradable silencio. Era una de las cosas que le sorprendían de aquel hombre. En momentos así casi podía imaginarse que eran amigos. Había reparado en que él no sentía la necesidad de llenar los silencios con charlas sin sentido, igual que ella. Le sorprendió que tuvieran eso en común. Y debía admitir que, hasta entonces, había disfrutado de trabajar para él y admiraba su ética en el trabajo.
Estaba terminando su ensalada cuando vio que él se recostaba en su asiento. Sintió de nuevo el roce de su pierna y se controló para no apartar la suya. Se cohibió ante la mirada de él.
–No te gusto, Miley, ¿verdad?

---------------------------------------------------------------------------
Holis!!! mis chicas lindas como están??? espero que bien... yo con todo el tiempo ocupado.. pero ahora puedo subir... muchas gracias por sus comentarios lindos...  y Rochii!!! Gracias por el premio, también quiero decirles que ei leído sus noves pero no las puedo comentar xq las leo del celu.. pero ya cuando tenga mas tiempo les voy a comentar a todas.. y También muchas gracias por los regalos de mi Cumple, las extraño un montonaso... y extraño hablar con Uds... bueno mis chicas lindas espero les guste mi capi... un beshitoo!!!


                               ♥PRII♥-- ♥Niley Obsesiones♥


5 comentarios:

  1. La verdad son muy pocas veces que comento es que a veces esto no me permite comentar, siguela

    ResponderEliminar
  2. hermosa me encantooo el cap amo esta nove no se por que ¬¬ espero que t haigas divertido en tu cumple sube cuando puedas cuidate bye

    ResponderEliminar
  3. awwwwwwwwwwww
    waoooooooo sis me encanto el capi..
    me encanta esta nove!!!!
    espero que la sigas y que vayas super bien en el cole!!!
    te quiero millon!!!
    cuidate besos!!!!

    ResponderEliminar
  4. amore liindiix tee amo super liiindo eel capii neniix ya te extrañaba amore tee amo bye cuidate neniiixxxxxx

    ResponderEliminar
  5. SUPER CAPIIIIIIIIII!
    chiiiiiiik!
    aaah amoo todas tus novees!
    espero el siguiente capi!
    kuidathe chiiik!
    te kiiiierooo! te super adoro0o0o0!!!!!! =D

    ResponderEliminar

SI TE GUSTO MI CAPI ME DEJAS UN LINDO COMENTARIO!!! GRACIAS... BESITOS♥♥ VUELVE PRONTITO!!!♥